Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa.

En los últimos tiempos los hombres se han empezado preocuparse por su piel y cuidados personales. Actualmente, obtener información sobre los cuidados de belleza de las mujeres no es complicado, pero no es tan fácil encontrar consejos de belleza sobre el cuidado facial de los hombres.

Para mantener la piel masculina limpia y saludable, no es suficiente simplemente lavar la cara. Para mantenerse lejos de la piel seca, quebradiza y sin brillo, un hombre debe cumplir con una rutina simple de cuidado de la piel.

A continuación, os mostramos algunos consejos sobre el cuidado de la piel facial de los hombres que os ayudará a tener una piel con aspecto saludable.  Si quieres que algún miembro de tu familia o algún ser querido se inicie en una rutina de este tipo, te recomendamos darle el empujón que le falta regalándole los elementos básicos que necesita o alguna experiencia relacionada con el cuidado personal. Además justo en estas fechas cuando el Día del padre se acerca puede ser un regalo muy acertado. Y es que no hay mejor que pensar en los consejos de cuidado personal, belleza y en la sabiduría enfocada al padre.

Lavarse la cara ¡es obligatorio!

La limpieza es simplemente tan importante en el cuidado facial de los hombres como para las mujeres, debido a la exposición a la contaminación: el humo de los cigarrillos, el humo de los coches y otros contaminantes por los que se daña la piel. Además, es probable que los hombres tengan una piel más gruesa y grasa en comparación con las mujeres. El exceso de aceite puede adherirse a la piel y bloquear los poros. Por lo tanto, requieren obtener un limpiador que sea apropiado para su tipo de piel individual.

Un limpiador adecuado ayudará a limpiar a fondo y eliminar los desechos de los poros. En lugar de usar un jabón en barra que puede resecar la cara, un hombre debe optar por un limpiador líquido formulado con sustancias limpiadoras que sea apto para el tipo de piel: grasa, seca o normal.

Usa tu crema hidratante TODOS los días

Ya sea usando un aceite ligero, una crema o algún otro producto, siempre debes recordar hidratar tu piel diariamente después del lavado. Es un punto clave en el cuidado facial de los hombres. Si lo haces, tu piel mantendrá su elasticidad, evitando que sientas picazón o sea demasiado escamosa. 

Debes elegir una buena crema hidratante que sea adecuada para tu tipo de piel.

  • Si tu piel está seca, selecciona una crema que tenga la formulación más densa.
  • Si tu piel es grasa, selecciona un gel o un tónico para la piel.
  • Si tu piel es normal, obtén una loción que sea menos grasa y más liviana.
  • Para los hombres con piel mixta, se debe alcanzar el punto óptimo entre las cremas ligeras y pesadas.

Exfolia tu piel cada semana

La exfoliación es vital para eliminar la piel muerta junto con la suciedad que no desaparece con el lavado diario. La exfoliación deja tu piel más clara y viva. Otro beneficio de la exfoliación es que los folículos pilosos se suavizan, lo que resulta en un afeitado más fácil y una irritación insignificante. Para los tipos de piel normales y combinados, usa un exfoliante a base de gel o un exfoliante a base de crema para eliminar la suciedad de la cara.

Se recomienda exfoliar solo una o dos veces (máximo) a la semana y con al menos un espacio de 3-4 días entre ellas. Recuerda que exfoliarte demasiado puede dañar tu piel.

Cuidado facial de los hombres: Usa protector solar

El protector solar es una cosa que muchos hombres probablemente ignoran. Debes usar un protector solar con SPF 30 o más, según lo recomendado por la American Dermatology. Debes aplicar protector solar tanto en la cara como en las manos para reducir los daños y asegurarte de aplicar el protector solar 15 minutos antes de salir, para que se absorba mejor.

Prevenir las arrugas es tu objetivo

La piel alrededor de los ojos es deficiente en grasa y glándulas sudoríparas, y extremadamente vulnerable a la sequedad debajo de los ojos. Y esto se traduce en arrugas y líneas finas. Para detener esto, aplica una pequeña cantidad de crema hidratante alrededor de la piel debajo de los ojos por la mañana y antes de acostarte. Hidratar esta parte es particularmente crucial para el cuidado facial de los hombres de cualquier edad. En especial, para los que llevan una vida más estresada o practican deporte a menudo. ¡Ha llegado el momento! Disfruta cuidándote.

Disfrutar de las manos de un buen barbero, realizarse la manicura, la pedicura, la limpieza facial así como asearse de forma diaria la cara son algunas de las obligaciones a las que todo caballero debería atender.

Hasta bien recientemente el cuidado personal era algo reservado casi en exclusiva para las damas. Sin embargo, con el paso de los años los caballeros han aprendido de las ventajas que la cosmética más avanzada podía también aportarles a ellos.

Uno de los placeres a los que todo caballero debería sucumbir en aquellos días en los que sus ocupaciones se lo permitieran sería el de acudir al barbero para que fueran las manos de éste las que efectuaran el aseo diario de su barba.

El sentarse sobre un cómodo sillón de piel y dejar durante unos minutos la mente en blanco mientras unas suaves toallas refrescan esa tez que ha sido rasurada con esmero, es uno de esos pequeños rituales a los que todo caballero debería entregarse al menos una vez en su vida.

Si bien el alocado tiempo que incluso el dando del S.XXI tiene que afrontar hace difícil visitar al barbero entre semana, hay otros placeres, que también obligaciones, a los que el caballero debería atender como hace con cualquiera de sus otras ocupaciones.

Prácticamente ya todos los caballeros se ponen una crema hidratante después de afeitarse por las mañanas pero no son tantos los que hacen lo propio antes de meterse en la cama. Hoy representa cuanto menos una temeridad irse a la cama sin previamente haberse limpiado e hidratado la cara.

La enorme contaminación de nuestras ciudades trae como consecuencia una acumulación de suciedad que de no desprendernos de ella antes del descanso, se introducirá en nuestra cara a través de los poros produciendo la aparición de los tan poco estéticos puntos negros.

Si bien la limpieza nocturna de la cara y su correspondiente hidratación se deberían convertir en un rito diario, la exfoliación del rostro debería ocupar nuestro tiempo una vez a la semana. Exfoliando nuestra tez retrasaremos la aparición de imperfecciones y la prepararemos para absorber con gran deseo la crema hidratante posterior.

Igualmente, nunca un caballero debería dejar pasar más de dos meses sin acudir a su estilista de confianza para realizarse una limpieza de cara. Resulta increíble observar como presidentes de multinacionales y otras personas expuestas a diario a los medios se gastan fortunas en sus trajes, desgraciadamente no en sus zapatos, y se olvidan del cuidado de su rostro.